domingo, 17 de noviembre de 2019

Actividad la casa de los reyes: investigando para qué sirve un Sitio Real

El pasado sábado 16 de noviembre, desarrollamos la actividad "la casa de los reyes: investigando para qué sirve un Sitio Real, en el marco de las actividades realizadas en la Semana de la Ciencia en el campus de Aranjuez de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dicha actividad tuvo como objetivo principal transmitir a niños, niñas y a sus familiares el valor del respeto por el patrimonio y por el entorno natural.

Niños y niñas de entre 4 y 12 años se adentraron en el mundo de la investigación, y trabajaron de modo cooperativo en una gymkhana en la que fueron averiguando poco a poco algunas de las tareas que se desarrollaban en los Sitios Reales en época de Felipe II.

En ocasiones, a los profesores se les olvida, que los alumnos solo aprenden aquello que les emociona, que les motiva y que conecta con su realidad y con sus intereses. De poco o nada sirve hacer que los pequeños y/o pequeñas memoricen lecciones si no aman lo que están aprendiendo.

Está claro que hay aspectos que han de ser estudiados y memorizados, sería absurdo indicar lo contrario, pues gracias a ello se permite la interiorización de nuevos conocimientos y aprendizajes significativos, aunque siempre sería positivo y muy aconsejable recordar que el ser humano retiene mejor aquello que vive, que siente y que experimenta.

En realidad, el proceso de aprendizaje-enseñanza, viene dado de modo natural; pues el humano es un ser curioso por naturaleza. Los maestros y maestras, sobre todo en las primeras edades, tendrían que pararse a pensar, que su principal tarea en el mundo educativo consiste precisamente no en enseñar conceptos vacíos, sino en lograr que los educandos amen el conocimiento, lo demás, vendrá después si esta compleja tarea se logra.

Al igual que no se puede obligar a amar, no se puede obligar a aprender; ambas acciones han de nacer de la voluntad del sujeto. El educador, en cualquier etapa del sistema educativo, ha de proporcionar las herramientas adecuadas para que sea el propio individuo el que desee aprender. Consistiría no en obligar a beber agua a los alumnos y alumnas, sin que lleguen a tener sed, sino más bien en tener el vaso preparado para cuando ellos mismos sientan la necesidad de beber.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Cuento Eloísa y el Palacio Real de Aranjuez

Un recurso para trabajar la Educación en Valores a través del Patrimonio y la Literatura

Son muchos los docentes que hablan de "Educar en Valores", pero muy pocos se plantean lo que ello significa en realidad. En este artículo se muestra un ejemplo audiovisual de un cuento de elaboración propia mediante el que se puede trabajar la Educación en Valores a través del Patrimonio y de la Literatura.

La relatividad moral es una realidad impuesta en cuanto a los temas transversales a tratar en el aula. Los educadores deberían plantearse la necesidad imperiosa de demandar un documento en el que se recojan los contenidos mínimos en cuanto a la formación moral de los discentes en el aula.

No es el objetivo de este artículo entrar a definir la compleja realidad de la Educación en Valores, sino el de proponer un ejemplo útil y práctico, mediante el cual se puede ligar la Literatura y el Patrimonio, para trabajar determinados aspectos de la formación moral, que quedan recogidos como temas transversales de modo laxo en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE) y no modificados por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre para la mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Los temas transversales en Educación Infantil

Según la LOMCE, algunos de los temas transversales que se deben tratar en la Escuela se vinculan a la libertad personal, la responsabilidad, la solidaridad, la tolerancia, el respeto, la justicia e igualdad, el respeto a los seres vivos y al medio ambiente y el desarrollo sostenible entre otros. El Patrimonio Natural y Cultural, y la Literatura pueden convertirse en excepcionales aliados para abordar la denominada Educación en Valores. 

El cuento Eloísa y el Palacio Real de Aranjuez que se puede ver a continuación, permite trabajar diversas áreas del currículo del Segundo Ciclo de Educación Infantil entre las que se destacan el Conocimiento del Entorno, en especial el Bloque I: Medio físico, el bloque II: Acercamiento a la naturaleza; y del Bloque 3: Cultura y vida en sociedad. De igual modo constituye un recurso didáctico para introducir contenidos transversales importantes como el respeto por el entorno y por normas de regulación de la convivencia social, que permitan el correcto desenvolvimiento del sujeto en la sociedad.

Unir la Literatura y el patrimonio sin lugar a dudas parece una ideal forma de transmitir algunos de los Valores que se recogen como contenidos transversales en el Currículo Educativo de Infantil ¿Quieres saber cómo? A continuación puedes ver un vídeo con el cuento "Eloísa y el Palacio Real de Aranjuez" que escribí para el proyecto "Cuentos para crecer: Educación en Valores a través de la Literatura" y que proyectamos gracias a la ayuda de Mateo Rochette, de la Unidad de Contenidos Académicos de la Universidad Rey Juan Carlos en la Noche de los Investigadores para los más pequeños.


viernes, 27 de septiembre de 2019

El secreto del éxito académico y vital: jugar con tu juguete preferido

En este artículo iba a redactar una reseña resumiendo los puntos tratados en el diálogo con Franccesco Tonucci, el pasado 6 de abril en su ponencia llevada a cabo en el Colegio Mirasur, pero el lugar de ello, me voy a tomar la licencia de profundizar en uno de los aspectos en los que este gran "niñólogo" me ha invitado a reflexionar: cómo lograr una vida ejemplar y feliz en nuestro alumnado.

Educar para una vida plena y feliz es el reto más grande para todo aquel que pretende dedicarse a enseñar en cualquier área y nivel educativo, e incluso en la enseñanza no formal e informal. Lograr una vida exitosa entendiendo el éxito como felicidad propia y como deseo de bienestar para con los congéneres que pueblan la tierra, parte de un único aspecto que puede parecer sencillo: la clave está en no dejar que los alumnos desistan de jugar con su juguete preferido a lo largo de toda su vida.

jueves, 2 de mayo de 2019

Cine con valores: reflexión sobre la película de Dumbo

El cine es sin lugar a dudas un elemento de transmisión de valores. A través de él podemos hacer llegar a los más pequeños ideas sobre lo que está bien y lo que está mal. En este artículo reflejamos una pequeña reflexión sobre la película de Dumbo, en base al valor del respeto por las diferencias interindividuales,  y sobre todo al valor de la empatía extrapolada a todas las especies.
 
El problema principal al que nos enfrentamos, tal como estoy investigando en la actualidad, es que el concepto del bien, del mal, y de la Educación en Valores es poco objetivo, y en muchos casos tan laxo que cae en la completa relatividad moral, cuestión que deberíamos revisar si pretendemos alcanzar una sociedad con auténtica altura de miras humanas.
 
Dumbo fue el cuarto largometraje animado de Walt Disney Pictures, y se basaba en el libro para niños con el mismo nombre de la autora Helen Aberson y del ilustrador Harold Pearl. La película fue estrenada en 1941, y desde entonces ha sido todo un clásico que se ha mantenido dentro de los cuentos más contados en Europa.
 
En el año 2019 ha sido lanzado de nuevo a la gran pantalla de la mano de Tim Burton y, pese a que sus críticas no han sido demasiado positivas, hay que decir que la adaptación, desde el punto de vista pedagógico de la obra original es muy adecuada para el público infantil de hoy día, e inclusive para los adultos. Tras una animación cuidada y amoldada a la forma de concebir la realidad por parte de los más pequeños, logra mantener el mensaje de respeto por la diversidad, de valoración de las diferencias individuales, de la importancia de mantener un autoconcepto ajustado, y refleja a la perfección la necesidad de proteger a los animales no humanos de lo que la cautividad les supone.
 
Resultado de imagen de dumbo imagen libre de derechos
 

lunes, 15 de abril de 2019

Enseñar a amar el patrimonio para conservar nuestra historia

A día 15 de abril de 2019 millones de personas, por desgracia, hemos sido testigos ya sea in situ o a través de la pantalla del televisor, del ordenador, de la radio, o de cualquier otro dispositivo del terrible incendio en la catedral de Notre Dame de París.

Son muchas las personas que se han lanzado a escribir en Redes Sociales cuestiones como "A mí me duele más que se queme un monte", "no es para tanto", etc., Disculpad amigos, pero sí es para tanto, y duele igual que el incendio de lugares naturales. Los seres humanos tenemos conciencia y por ende obligaciones. Conservar nuestro patrimonio natural y cultural resulta esencial para garantizar la supervivencia de nuestro legado, para transmitir nuestra historia a las presentes generaciones y a las venideras.

Resultado de imagen de jorobado de notre dame 

sábado, 13 de abril de 2019

Las palabras como herramienta didáctica

Tras la ponencia en el centro de formación D`Arte de Frank Pucelik uno de los creadores del Programación Neurolingüística (PNL) me ha surgido la idea de extrapolar el trabajo que este gran pensador lleva a cabo con soldados con estrés postraumático a la práctica educativa para reducir las tasas de abandono escolar en edades tempranas.

Al igual que el individuo tal como sostiene Pucelik, llega a perder su “humanidad” cuando se ve sometido a la realidad que una guerra comporta y a la consiguiente pérdida de valores, que suele desencadenar actitudes que cuesta reconducir para la posterior integración en su entorno social de pertenencia, los alumnos cuyos vínculos de apego resultan inseguros o desorganizados podrían perder esa “humanidad” que les lleve al deseo de ser educados, y haciendo que su desenvolvimiento social se vea limitado.





Pucelik & Oronoz. Conferencia sobre PNL.

Centro de formación D`arte

miércoles, 27 de marzo de 2019

Jornadas de Apego y Resiliencia

Ayer, martes 26 de marzo de 2019 se llevaron a cabo las Jornadas de Apego y Resiliencia en la Universidad Rey Juan Carlos, que una vez más a denotado su interés por formar en competencias tanto conceptuales como procedimentales y sobre todo actitudinales a los profesionales implicados en la educación y bienestar psicológico de los individuos en pro de la construcción de una sociedad con verdadera altura de miras humana.

Personalidades como Rafael Guerrero Tomás, Manuel Hernández Pacheco, Arwen Caban Pons y Anna Basia Munill han realizado sus ponencias entorno al tema que se contempla en el título de la jornada, y han tratado de lograr una apertura de horizontes para todas las personas que de un modo u otro inciden en la educación sobre todo en las más tempranas edades, acercando la ciencia y las humanidades y poniéndolas al servicio de la mejora social.
 

Rafael Guerrero Tomás ha intervenido con su ponencia "Estilos de apego en educación", Manuel Hernández Pacheco con su charla "Neurobiología del apego y del trauma" Arwen Caban Pons con "El círculo de seguridad aplicado al aula" y por último, Anna Basia Munill con su presentación sobre "Cómo fomentar el apego seguro", siendo todos ellos temas de especial interés para maestros, psicólogos, pedagogos, educadores y por supuesto para las familias y otros agentes involucrados en la educación de los individuos.
 
Rafael Guerrero Tomás "Estilos de apego en educación"