miércoles, 18 de marzo de 2015

Humanismo VS tecnología

La tecnología avanza, nuestro mundo se vuelve cada día más artificial. Facebook, twitter, pinterest, tuenti, watsap... ¿podríamos vivir sin ello?

El cerebro está sufriendo un proceso de degeneración incentivado por los grandes avances tecnológicos que estamos vivenciando. Pasamos horas frente al ordenador, días perdidos atontados frente al televisor, y esto amigos, es una droga que nos va consumiendo sin apenas darnos cuenta.

La mayoría de las personas ya no piensan, simplemente se dejan guiar por la ingente cantidad de información que reciben a diario sin apenas parase a analizarla. Tenemos acceso al conocimiento de forma realmente sencilla y en cambio, parece que los habitantes humanos del hoy son menos cultos y más adoctrinados en falsas creencias que los de antaño.
Es curioso que lo que aparentemente podríamos considerar como libre acceso al conocimiento, libertad de expresión... en realidad no es más que un sistema represivo y controlador capaz de coartar la libertad del libertario más audaz.

¿Qué es de las relaciones humanas? nos mandamos besos virtuales, "hablamos" con individuos a los que luego vemos en persona y ni tan siquiera saludamos, desconocemos al conocido que se encuentra frente a nosotros oculto tras una pantalla.

En una sociedad en la que se fomenta única y exclusivamente la ciencia, la tecnología y por qué no decirlo, la deshumanización, empiezan a escasear las personas con valores, con ideas propias y desubicadas del egocentrismo exacerbado que predomina en nuestros días. No interesa que los individuos piensen. Lo que se pretende es unificar cánones de manera que el humano nazca, crezca, se eduque como unos dicen que ha de educarse, trabaje invirtiendo su vida en cosas realmente estúpidas que lejos de engrandecer su naturaleza contribuyan a destruir su esencia y a canalizar su valía personal en un existencialismo absurdo dirigido por las masas que se han creído la gran mentira en la que estamos todos absortos.

Obviamente, los avances son buenos, siempre y cuando no dejen de lado la parte humanista que todo hombre y mujer deberían poseer. Como bien dice el experto en seguridad informática Pablo F. Iglesias, la tecnología debería ser una herramienta y no un fin en sí mismo.

Miremos el mundo con nuestros propios ojos y no a través de una pantalla, utilicemos nuestra magnífica ingeniería vital y sobretodo, seamos inteligentes.
No se trata de una competición en la que deba ganar la tecnología o el humanismo, se trata de utilizar los recursos disponibles para crear un mundo mejor.

Soraya R. Oronoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario